Confundir churras con merinas

El famoso refrán castellano sobre ovejas, se refiere a cuando confundimos dos cosas similares, sin que sean iguales.

Las churras y las merinas son dos tipos de ovejas. Las churras tienen el pelo más largo y basto, mientras que las segundas son más grandes y con el hocico más ancho.

El refrán viene de cuando los pastores tenían que ser hábiles a la hora de reconocer cuantas ovejas de su rebaño pertenecían a cada tipo.