Bit, bit, soy una página de internet, ¿qué esperabas?

Lo que nos cuestan los coches oficiales de altos cargos

Los datos:

“Entre los 17 gobiernos autonómicos que componen España suman, al menos, 1.220 coches destinados a altos cargos. O lo que es peor, superan el número de vehículos que conforma el parque móvil del Estado, constituido por 1.100.”

Calculemos sólamente lo que cuestan esos 1.220 coches de altos cargos, sin entrar tampoco en el precio de compra, veamos el día a día de ese “despilfarro”.

Cada vehículo lleva su chofer, su gasto de gasolina, seguros y revisiones.

En cuanto a las revisiones, pondremos solamente el tema de ITV. La tarifa de una revisión por parte de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de un turismo puede triplicarse dependiendo de la comunidad autónoma en que se viva, según un estudio elaborado por la Federación de Consumidores en Acción (FACUA). El precio de las inspecciones de turismos oscila desde los 23,48 euros que cobran en Extremadura, hasta los 55,80 euros que cuesta en la Comunidad Valenciana. También depende del modelo del vehículo, por lo que pondremos que de media estaremos en unos 45 euros por vehículo.

– 1.220 x 45 euros = 54.900 euros /año

 

El tema de los choferes, ya es más costoso, ya que suelen ser puestos bastante bien remunerados y oscilan entre los 20.000 euros y los 45.000 euros anuales. Para nuestro cálculo usaremos una cifra media de 30.000 euros anuales.

– 1.220 x 30.000 =  36.600.000 euros /año por el salario de choferes
– 1.220 x 10.000 =  12.200.000 euros /año por la seguridad social de los choferes
– 36.600.000 + 12.200.000 = 48.800.000 euros por los choferes.

 

Sobre el coste de los seguros, hay que pensar que todos los vehículos suelen ser de alta gama y eso hace que sea un importe grande. En muchos casos los vehículos son adquiridos mediante rentings o están alquilados incluyendo de este modo también el tema de seguros, revisiones y amortización. Nosotros pondremos simplemente un precio tipo de seguro de unos 2.000 euros al año.

– 1.220 x 2.000 =  2.440.000 euros /año por los seguros de vehículos

Y, por último, el gasto de gasolina. Suponemos que estos vehículos se mueven prácticamente todos los días, y como son de altos cargos, se usarán para casi todos los desplazamientos incluidos muchos insignificantes. Pondremos que todos los días van y vienen hasta el domicilio del titular, y que este recorrido se realiza 4 veces al día y un recorrido medio de 10 Km., por otro lado también se usa para desplazarse continuamente a actos, presentaciones, etc…, por lo que vamos a calcular que el recorrido diario será en torno a los 80 Kms. diarios.

– 1.220 x 80 = 97.600 Kms. diarios de los vehículos
– 97.600 x 365 días = 35.624.000 Kms. al año

Cada litro de gasolina, como muchos de los recorridos son en circuito urbano y con vehículos de gran cilindrada y consumo, por ejemplo, un audi A8 tiene un consumo de unos 15 l/100 km, este es el que vamos a tomar como media. En cuanto al precio de la gasolina, como está continuamente variando, vamos a tomar como precio de referencia 1 euro/litro.

– 35.624.000  / 100 = 356.240
– 356.240  x 15 litros =  5.343.600 Litros de gasolina 
– 5.343.600 Litros de gasolina  x 1 euro/litro = 5.343.600 de euros.

 

Y haciento un resumen de todos los gastos calculados …

– Gasolina        5.343.600 euros.
– Choferes     48.800.000 euros.
– Revisiones           54.900 euros.
– Seguros          2.440.000 euros.

Total:               56.638.500 euros / año

 

Eso es lo que nos cuesta mantener los coches oficiales de “altos cargos” en España, pero la cuenta más sencilla de todas es ¿por qué 1.220 altos cargos?, si tenemos 52 provincias salen a unos 24 altos cargos por cada provincia  ¿¿???  Un alcalde, un presidente de diputación, ….  ¿y quién más?

Parados (o desempleados)

El INE, denomina “parados” (o desmpleados) de la siguiente forma:

Parados: personas de 16 o más años que durante la semana de referencia han estado sin trabajo, disponibles para trabajar y buscando activamente empleo. Son parados también quienes ya han encontrado un trabajo y están a la espera de incorporarse a él, siempre que verifiquen las dos primeras condiciones.

Trabajadores (u ocupados)

Para las Encuestas de Población Activa (EPA), el INE denomina “ocupados” o población ocupada, de la siguente forma:

Ocupados: personas de 16 o más años que durante la semana de referencia han estado trabajando durante al menos una hora, a cambio de una retribución (salario, jornal, beneficio empresarial,…) en dinero o especie. También son ocupados quienes teniendo trabajo han estado temporalmente ausentes del mismo por enfermedad, vacaciones, etcétera.

Los ocupados se clasifican atendiendo a la situación profesional en no asalariados (empleadores, empresarios sin asalariados y trabajadores independientes, miembros de cooperativas, ayudas familiares) y asalariados (públicos o privados). Atendiendo a la duración de la jornada se clasifican en ocupados a tiempo completo y ocupados a tiempo parcial. La jornada habitual semanal no puede ser inferior a 30 horas en el primer caso ni superior a 35 en el segundo.

Los asalariados se clasifican en indefinidos y temporales. Estos últimos tienen fijado el fin de su contrato o relación laboral por medio de condiciones objetivas, tales como la expiración de un cierto plazo, la realización de una tarea determinada, etcétera.

Población activa (activos)

En la famosa EPA (Encuesta de Población Activa), se calculan los datos referentes a las personas que están trabajando y las que están en paro o desempleadas, pero ¿quiénes son las personas activas?. Así lo denomina el ine:

Activos: personas de 16 o más años que, durante la semana de referencia (la anterior a aquella en que se realiza la entrevista), suministran mano de obra para la producción de bienes y servicios o están disponibles y en condiciones de incorporarse a dicha producción. Se subdividen en ocupados y parados.

Es decir, son las personas que están disponibles para trabajar.

Cuanto vale un café (El efecto euro 9 años después)

Llegamos al final de la década y con una gran crisis encima, en este momento podemos dar un vistazo a los primeros años y sobre todo a lo relacionado con el EURO, la moneda única, y el efecto que ha producido en España.

Iniciamos los primeros contactos con el euro en el año 2000, pero únicamente se comenzaba a adaptar la contabilidad y a tener en cuenta lo que serian los precios en la moneda existente (la peseta) y la nueva moneda (el euro). En aquellos años pensabamos en pesestas y sólo era algo “divertido” poner los precios en euros e imaginar que teníamos el mismo potencial económico como Francia o Alemania.

En el 2002 entro en circulación realmente el euro, pero seguiamos pensando en pesetas y los precios durante ese año y también el siguiente se mantuvieron con muy pocas variaciones.

El problema del cambio de moneda se puede observar y analizar al comparar algunos precios de esa época y los que hay ahora, y ver ¿qué ha pasado?

Veamos por ejemplo cuales eran los precios del año 2000 /2002 de algunas cosas normales para todos:

– Un cafe
– Una cerveza
– Una botella de vino joven  con D.O. (Ribera del Duero)
– El sueldo de un camarero
– El alquiler de un piso normalito (zona no centrica, tamaño 60/70 M2, en ciudad que no sea Madrid ni Barcelona)

y ahora sus precios del año 2000/2002, en pesetas y euros:

– 100 Pts. / 0,60 €  – Un cafe
– 150 Pts. / 0,90 €  – Una cerveza
– 400 Pts. / 2,40 €  – Una botella de vino
– 120.000 Pts. / 720 €  – El sueldo de un camarero
– 40.000 Pts. / 240 €  – El alquiler de un piso

 

y los  precios actuales de  2009, en pesetas y euros:

– 200 Pts. / 1,20 €  – Un cafe
– 415 Pts. / 2,50 €  – Una cerveza
– 750 Pts. / 4,50 €  – Una botella de vino
– 200.000 Pts. / 1.200 €  – El sueldo de un camarero
– 83.000 Pts. / 500 €  – El alquiler de un piso

 

Y si calculamos el incremento que supone, entonces vemos que:

– Un cafe, ha subido un 100%, eso hace que en 9 años se haya incrementado más de un 11% cada año
– Una cerveza, ha subido un 176%, eso hace que en 9 años se haya incrementado más de  un 19% cada año
– Una botella de vino, ha subido un 87%, eso hace que en 9 años se haya incrementado más de  un 9% cada año
– El sueldo de un camarero, ha subido un 66%, eso hace que en 9 años se haya incrementado más de  un 7% cada año
– El alquiler de un piso, ha subido un 107%, eso hace que en 9 años se haya incrementado más de  un 11% cada año

 

Mientras que el IPC (Índice de precios al consumo) ha variado desde 2000 hasta hoy un 30%, los precios han subido un 100%, una diferencia de un 70%, es decir, realmente somos un 70% más pobres.

Con los ajustes de precio (redondeos) y la buena vida que la gente creía tener, ha hecho que los precios se hayan ido al cielo. Mucha gente se queja de ser mil eurista, pero el problema no son los salarios, sino que son los precios. Como decía al principio, con la entrada del euro hemos creido que “en 2 días” ibamos a estar a la altura económica de nuestros vecinos franceses o alemanes, y aunque muchos se han creído este cuento, la realidad es contundente y nos pone en nuestro sitio.

 

¿Qué ha pasado?

Muy sencillo, nos hemos intentado saltar al “mercado”, y no ha sido posible. En un sistema de libre cambio, los precios lo pone y controla el mercado, la oferta y la demanda, y ha habido empresas y, sobre todo, consumidores que han intentado rehacer el libre cambio. Las empresas ante la respuesta positiva de los consumidores han incrementado los precios y los consumidores, con la moral muy subida, ha aceptado esos precios e incluso han buscado precios superiores para distinguirse de otros, y lo peor de todo es que los consumidores han pagado los precios con dinero prestado.

 

Y que conste, el euro no ha sido el problema sino la excusa, como dijo Einstein “Hay dos cosas que son infinitas: El Universo y la estupidez humana, y de la primera no estoy tan seguro…”.

La moneda única

El euro

El euro es la moneda única que comparten actualmente 16 Estados miembros de la Unión Europea, que forman la zona del euro. La introducción del euro en 1999 fue un importante paso hacia la integración europea. También constituye uno de sus principales éxitos:  aproximadamente 329 millones de ciudadanos de la UE  lo emplean actualmente como moneda y disfrutan de sus ventajas, que se seguirán extendiendo a medida que otros países de la UE vayan adoptando el euro.

Fechas de introducción del euro en los Estados miembros

1999  Bélgica, Alemania, Irlanda, España, Francia, Italia, Luxemburgo, Países bajos, Austria, Portugal y Finlandia
2001  Grecia
2002  Introducción de los billetes y monedas en euros
2007  Eslovenia
2008  Chipre y Malta

 

Países de la UE sin Euro

El euro no es la moneda de todos los Estados miembros. Dos países (Dinamarca y el Reino Unido) han optado por la cláusula de «exclusión voluntaria» contemplada en el Tratado, que les exime de participar en la zona del euro, mientras que el resto (muchos de los nuevos Estados miembros más Suecia)  todavía no cumplen las condiciones para adoptar la moneda única. Una vez que lo hagan, sustituirán su moneda nacional por el euro.