Para tí la perra gorda

Este es un refrán de siempre, que viene a significar algo así como “Desistir en la discusión, y que no se quiere continuar dandole la razón al otro sarcásticamente (sin dársela en realidad).

 Por cierto, que para aquél que no lo sepa, esta expresión tiene como base una moneda “La perra gorda“, que era el nombre coloquial con el que se denominaba a la moneda española de 10 céntimos de peseta que cursó legalmente entre 1870  y  1941 (creo).

El nombre fue dado en alusión al león,  que aparecía en el reverso, y que se confundía con un perro.

Lo de “gorda”, era porque también existía una “perra chica”, que era moneda con los mismos motivos en sus caras, pero de valor inferior, 5 céntimos.

Posteriormente en los años 60 y 70 había unas monedas de valores similares, 5 y 10 centimos de peseta, a las que también se les llamaba así (yo todavía tengo alguna), pero no puedo asegurar que sean las mismas monedas que las originales.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *